Translate

jueves, 1 de diciembre de 2016

Fucus y Estevia

Hola a tod@s, hoy os quiero hablar sobre un alga marina (Fucus vesiculosus) del género de algas pardas, se hallan en las costas del mar del Norte, mar Báltico, océano Atlántico y Pacífico. Son fácilmente reconocibles por sus vesículas llenas de gas nitrógeno.




 Las propiedades de esta alga constituyen una importante fuente de yodo, conocida también por ser anticelulítica, adecuada para dietas de adelgazamiento, ya que los Mucilágos (principio activo de esta alga) ocupan el estómago dando sensación de saciedad, aumenta la masa fecal, es un laxante mecánico.

Estimulante tiroideo que frena la obesidad por el incremento del metabolismo basal.


Un consumo excesivo puede ocasionar hipertiroidismo, ansiedad, nerviosismo, insomnio y taquicardias.


Está contraindicado en tratamientos con hormonas tiroideas, cardiopatías, taquicardias e hipertensión.


Ahora hablaremos de Estevia (Estevia Rebaudiona), es una planta con bajo contenido calórico y propiedades edulcorantes.





Es 200 veces más dulce que el azúcar más refinado, pero sin los efectos contraproducentes que éste nos provoca en el organismo. No afecta a la glucosa en sangre.


Ahora os cuento el por qué unir estas dos maravillas de la naturaleza, veréis, hay momentos en los que queremos perder un par de kilos, pero ciertas cosas como el no saciarse, el famoso picoteo, una cena a la que no puedes faltar....


Así vamos acumulando kilitos que cuando nos damos cuenta cuesta mucho perder, he aquí la solución.


El fucus tiene un poder saciante increíble, al ser ingerido, esta cantidad se multiplica hasta por cinco, se hincha y hace que te sientas saciad@, eso sí, está muy malo.


Es entonces cuando juntamos fucus y estevia, no sabe delicioso pero ayuda muchísimo a contrarrestar ese sabor marino-amargo-malo, colocamos nuestras hierbas en un infusionador, mientras calentamos agua para UNA SOLA INFUSIÓN AL DÍA.





Personalmente, os aconsejo tomarla cuando más ganas de comer tengáis. En este sector, os dirán que os toméis una taza antes de cada comida, ya os adelanto que no vale para nada puesto que esta alga tiene que hacer su función al llegar al estómago.


Con una taza a media tarde, yo evito que me entren las ganas de picotear.





Al principio era impensable que yo pudiese tomarme tal calducho, pero ahora ya no me sabe mal, pasando la primera semana, os parecerá apetecible. Dejar enfriar con el infusionador dentro.


Espero que os sirva de ayuda para el gusanillo


Un saludo ;)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

!!ANTES DE IRTE MARCA ABAJO LA CASILLA QUE CREAS ADECUADA, POR FAVOR!!

GRACIAS

¿Qué te ha parecido?